Blogia
Diario Reflexivo

COMO UNA NOVELA

 

Después de no oír más que parabienes sobre el libro "Como una novela" de Daniel Pennac, del cual había leído unos capítulos, que por cierto no me produjeron el placer esperado de ellos, me dije: Cómprate el libro y podrás tener una opinión más acorde con lo esperado"         

Dicho y hecho.         

Lo primero que me sorprendió fue el cambio de imagen de la portada. Me gusta mucho más la de mi libro. La del original refleja lo que en un principio me supuso leer los capítulos: una gran pesadez y con un director.

Sin embargo la del libro que yo he comprado me gusta mucho más: un muchacho sentado ve pasar un tren.        

Subir a ese tren puede resultar  muy difícil, pero no imposible. Hay  que esperar el momento oportuno: la parada del tren.        

No hay director que indique cuando debe subir: podré subir cuando mi aprendizaje me lo permita. Tengo que tener paciencia. Como paciencia debemos tener los maestros a la hora de inculcar el gusto por la lectura. No nos apresuremos. Dejemos fluir ese gusto. Y si no llega no nos apuremos:

TODOS SOMOS IGUALES, TODOS DIFERENTES; 

seamos capaces de asumir esas diferencias

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Cristina -

Oh! Me ha gustado mucho. Cómo influye la imagen de la pordada para empezar a leerte un libro. Es nuestro primer impulso, nuestra primera motivación.

A mi nunca me ha gustado demasiado leer. Eso decía yo. Pero cuando encuentro un libro que realmente me interesa... me encanta. El hecho de ser tan selectiva con mis lecturas me ha perjudicado en el ámbito escolar, pero a nivel personal otorgo un lugar especial a esos libros que de verdad me transmiten algo y muchos de ellos adquieren una carga afectiva para mi. Tanto es así que todavía conservo el libro que me animó a la lectura cuando tenía 6 o 7 años como si fuera un tesoro.

He estado haciendo mi programación de aula para la oposición y he sacado del baúl de los recuerdos mis libros de texto de cuando iba a primaria. Algunos eran de esos que puedes hacer las actividades en el mismo libro. En una actividad de repaso del curso me preguntaban qué libro me había gustado menos de los que había leido a lo largo del curso. Sin dudarlo, había escrito: TANO 2 (El libro con el que continuábamos aprendiendo a leer). No sé si mi profesora hizo algo al respecto al leer esta respuesta, pero es evidente que mi aprendizaje de la lectura no estaba siendo un proceso motivador para mí.

Yo intentaré tenerlo en cuenta en mi futuro profesional.

Saludos y feliz verano!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alejandro -

Amen
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres